OBJETIVOS GENERALES 

-Desarrollo auditivo y memoria auditiva.

-Desarrollo y comprensión del aparato de fonación.

-Capacidad de discriminación de sonidos y entonación.

-Comprensión y habilidad de la lectura y escritura musical (solfeo).

-Comprensión y apreciación motriz para la ejecución instrumental.

-Capacidad para la integración grupal y trabajo en equipo.

-Desarrollar la sensibilidad y creatividad artística.

Para alcanzar estos objetivos, la actividad musical se divide en cuatro bloques:

Solfeo, Instrumentación. Canto y coordinación motriz. Percepción auditiva y apreciación musical.

 

El aprendizaje instrumental es gradual (ritmo y melodía), de acuerdo a la edad y capacidad psicomotríz del alumno.

  • Preescolar I y II instrumentos de percusión atonal.

  • Preescolar III y Primero de primaria: metalófono.

  • Segundo y tercero de primaria: flauta dulce.

  • Cuarto, quinto y sexto año de primaria: violín.

 

Todo esto en marco de que:

La práctica musical crea una serie de lazos afectivos y de cooperación importantísimos para lograr interacción de grupo.

El canto es un medio excelente para el desarrollo de la capacidad lingüística del niño y la niña en su doble vertiente comprensivo-expresiva.

La actividad rítmica del niño y la niña, vivida a través de estímulos sonoros de calidad, favorece el desarrollo fisiológico y motriz, así como la memoria musical.